Personal Branding, Marca Personal: Empleo y Autoocupación

Marca Personal Branding Barcelona Juanto Fernandez Psicopedagogia Activa

Personal Branding es una tendencia en management y orientación profesional en el que una persona en busca de empleo o su proyecto de autoocupación se consideran y desarrollan como una marca. Esto implica utilizar una serie de herramientas y recursos, mayoritariamente virtuales en la web 2.0, que nos ayudarán a captar la atención y conseguir nuestros objetivos, sea como profesionales en busca de un empleo o como empresa o proyecto de autoocupación en busca de clientes, destacando nuestras potencialidades, aptitudes y capacidades profesionales, aumentando en consecuencia las posibilidades reales de contratación y empleabilidad.

En mis cursos de formación “Ocúpate: diseña tu plan de inserción” y “Personal Branding: desarrolla tu marca personal” existe un denominador común: el branding personal o desarrollo de la marca personal. Tanto si buscamos un empleo por cuenta ajena como si queremos desarrollar un proyecto de autoempleo, el branding personal es una idea fundamental y a tener en cuenta. Desarrollada en sus inicios por Tom Peters en su artículo: "The Brand Called You" (1997), el PB trata básicamente de dar a conocer las aptitudes y capacidades profesionales de forma que destaquen del resto de candidatos, llamando la atención positivamente y favoreciendo la elección entre el resto de opciones posibles.



Hoy día todo el mundo –o casi- está en las redes sociales, pero estar no es suficiente. En PB de lo que se trata no es de estar, sino de SER en las redes. Para SER es importante transmitir claramente quiénes somos y qué sabemos hacer. En este entorno virtual del s. XXI, las redes sociales se convierten en el escaparate del YO SOY, un YO SOY que necesita su propio entorno virtual en forma de blog o web personal-profesional. Es a este entorno gestionado por uno mismo - siempre que sea posible - al que intentaremos dirigir el tránsito, la atención y por tanto las oportunidades.

En resumen, una estrategia de PB implica dirigir el tránsito desde nuestra presencia en las redes hacia nuestra web-blog, en la que los usuarios encontrarán contenidos originales y de calidad y las informaciones necesarias para que la nuestra sea una de las opciones a considerar en sus elecciones a la hora de cubrir una vacante o contratar a un profesional. 

Blogger y Wordpress son las opciones más interesantes para comenzar en el mundo del marketing digital de contenidos. La posibilidad de personalizar dominios o contratar a un diseñador web quedan a mi modo de ver para una segunda fase - más avanzada - de la estrategia de PB, aunque hay quien ha comenzado por aquí al contar desde un principio con los medios y recursos (económicos fundamentalmente) necesarios. Ocurre lo mismo con la estrategia de SEO (Search Engine Optimization, o posicionamiento por etiquetas, contenidos y palabras clave) que es fundamental desde un primer momento, mientras que las opciones de SEM (Search Engine Marketing, o sea publicidad web pagada) queda quizás también para una fase más avanzada del proyecto.

Existen tantas redes  sociales que resulta imposible para un autónomo o profesional estar en todas ellas de formas satisfactoria, por lo que resulta imprescindible conocer las características y potencialidades de cada red a fin de seleccionar y estar (o SER) en las que mejores resultados puedan ofrecernos. No es lo mismo una cuenta en Facebook (mejor como página que como perfil, evidentemente) que un Twitter, un Instagram, un Youtube o un G+. Si buscamos empleo o desarrollo profesional debemos estar y ser casi obligatoriamente en la red profesional por excelencia: Linkedin.

Todo es más fácil si el cometido es llevado a cabo por un equipo humano: con su diseñador web, su experto en marketing y social media, el community manager, etc… pero esto es algo que las personas en busca de empleo o los pequeños emprendedores (autónomos) no pueden permitirse a priori. PB es una estrategia de “marketing de guerrilla”: su objetivo es causar el máximo impacto con los mínimos recursos. No es fácil: implica horas y horas de trabajo sin remuneración, de aprendizajes en múltiples campos,  no garantiza el éxito que tantos venden sin reparos, generalmente no ofrece resultados inmediatos… Pero solo es imposible aquello que no intentas.

Con creatividad, optimismo, determinación, resiliencia y una buena dosis de gestión emocional, podemos convertir casi cualquier proyecto en realidad. Una realidad que nos permitirá realizarnos profesional y personalmente.

BLOG