Beneficios de la Actividad Física





El ejercicio y la actividad física aportan múltiples beneficios para la Salud, el Bienestar y el rendimiento, sobretodo al llevar a cabo un programa de ejercicio específicamente ajustado a las características, las necesidades y los objetivos personales. Por ese motivo Psicopedagogía Activa considera a la Actividad Física, en forma de programas de Entrenamiento Personal y/o Gimnasia Terapéutica, como una vía de intervención y desarrollo personal en muchas situaciones y casos. Pero... ¿cuáles son estos beneficios exactamente?. En mi eBook "Motivación, Entrenamiento y Nutrición" publicado en Amazon en 2015, dedico una parte del primer capítulo a hablar sobre el tema...

Más Salud: La actividad física, y mejor aún el ejercicio físico debidamente programado, es una fuente de salud. La OMS (Organizazión Mundial de la Salud) recomienda practicar 30 minutos diarios de actividad física.

Por otra parte, prestigiosos estudios recomiendan la actividad física como tratamiento complementario o alternativo a otros tratamientos médicos o psicológicos. Resulta más económica, menos invasiva, y presenta menos efectos secundarios. En China, por ejemplo, millones de personas prescinden de la medicina occidental gracias a sus técnicas milenarias: entre ellas los ejercicios de Qi-Gong.

Se ha demostrado que diversas patologías cardiovasculares, hormonales, respiratorias, del sistema musculo-esquelético, psicológicas y muchas otras tienen en la actividad física un aliado no solo para su prevención, sino también para su tratamiento. Combinar ejercicio con una dieta saludable es una de las mejores formas de ganar en salud.

Más Bienestar: La sensación de bienestar se incrementa al realizar ejercicio. Esto es debido al incremento en la producción de hormonas (endorfinas) que se activan e incrementan de por sí simplemente al realizar una actividad física de cierta intensidad.

Al realizar ejercicio al aire libre obtendremos una activación extra de estas sustancias al vivir momentos únicos y experimentar sensaciones estimulantes: ¿quién no siente una profunda emoción positiva al contemplar una puesta de sol o grandes espacios naturales?... es lo que algunos autores denominan "EcoTerapia". Los niveles de serotonina, una hormona asociada al bienestar, se incrementan simplemente con la exposición a la luz solar.

Por otra parte, al lograr tus objetivos progresivamente y constatar los cambios que se producirán en tu cuerpo, también en tus emociones y en tu mente, te llevarán a sentirte mucho mejor, a ser más feliz y a vivir más plenamente.

Más Rendimiento: Es evidente que un entrenamiento programado mejorará nuestra condición física y aumentará nuestro rendimiento deportivo, no es ninguna novedad...

Pero además, varios estudios  demuestran que los alumnos con mayor actividad física suelen obtener mejores notas en la escuela. Los adultos que realizan actividad física moderada o intensa suelen rendir más y mejor en el trabajo. Las personas que realizan actividad física, suelen tener un mayor desarrollo de capacidades cognitivas y emocionales: resiliencia, gestión emocional, creatividad, empatía, sociabilidad...

Muchas empresas son conscientes de estos beneficios, y cada vez más incluyen actividad física en los centros de trabajo para mejorar no solo la calidad de vida de sus empleados, sino también para aumentar la productividad y reducir el absentismo laboral por bajas de enfermedad o depresión.

En resumen: El ejercicio físico nos permite mejorar nuestra figura, mantener el peso adecuado y optimizar las funciones corporales; reduce los niveles de stress y ansiedad, mejora la capacidad de atención, la percepción y la memoria; aumenta la fuerza, la resistencia, la coordinación psicomotriz y el equilibrio; estimula positivamente al sistema inmunitario, resulta un complemento terapéutico ideal en muchas de las patologías más extendidas del siglo XXI y es un preventivo eficaz para muchas de las enfermedades más comunes de nuestro tiempo como la obesidad y el stress.