Algunas claves para generar el cambio



Ciertamente leer este fotopensamiento puede ayudarte a cambiar tu vida. Pero si todo queda en la lectura, seguramente no generará ningún cambio. Para que cambie nuestra Vida debemos cambiar nosotros primero, y eso puede no ser tan fácil ni sencillo, pero casi siempre es posible. A continuación te doy unas claves fundamentales que pueden servirte de ayuda... 

1. Cambiar de Vida es un proceso que comienza cuando tú comienzas a plantearte lo que quieres cambiar en tí mismo. Evidentemente la primera pregunta es... ¿qué quieres cambiar de tí mismo o de tu vida?. La segunda pregunta es... ¿ese cambio en tí te ayudará a aproximarte a la Vida que deseas?. Una vez lo tengas claro, pasa al punto 2.

2. El cambio requiere de un tiempo y  de un esfuerzo. Si todavía no tienes agenda es el momento de conseguir una o utilizar la de tu móvil (yo prefiero la de papel de toda la vida). La gestión de tu tiempo es una de las claves para generar transformaciones: no puedes tener más horas al día, pero puedes aprovecharlas y optimizarlas mejor. Distribuye el "esfuerzo" y las tareas que te ayudarán a lograr el cambio a lo largo de un tiempo determinado. Establece objetivos concretos, realistas y evaluables a corto, medio y largo plazo. Prioriza, y sobretodo organiza estos objetivos de forma gradual y progresiva. Algunas veces los objetivos pueden lograrse también de forma inmediata.

3. Trabaja sobre 3 aspectos fundamentales: cambia lo que piensas, lo que haces y lo que sientes. Todo a la vez, pero por partes. Desde una perspectiva sistémica el cambio en uno de los aspectos nos llevará a generar también cambios en el resto. Para algunas personas es más fácil cambiar lo que hacen que lo que piensan, para otras es al contrario... Una sugerencia: levántate cinco minutos antes de tu hora habitual y medita o haz unos sencillos ejercicios de gimnasia suave tipo Yoga, Qi Gong o Pilates antes de desayunar. Notarás el cambio... según los lamas del Himalaya exactamente tras 21 días continuados de práctica del nuevo hábito.

4. Antes de abandonar... pide ayuda. El proceso de cambio no es algo sencillo, ni fácil, ni inmediato. En muchas ocasiones las intenciones quedan en eso: en intentos. Basta de excusas. Basta de autoengaños. Aunque intentarlo está muy bien, conseguir lo que uno quiere es mucho mejor. Antes de abandonar hay que saber pedir -y aceptar- ayuda externa. Cuando uno mismo no da más de sí debe considerar la posibilidad de recurrir a las amistades, la familia, los ejemplos de otras personas, los profesionales cualificados...

5. Cree en tí, confía y adelante! Empieza ahora. Haz una lista con lo que te gustaría cambiar, cómo vas a hacerlo y sobretodo no procastrines... una palabra en uso corriente hoy día que significa lo que dice el refrán: "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy"